Cartas de santa Teresa recuperadas por la Guardia Civil

Noticias on 29 Jul , 2018

La actualidad nos trae una buena noticia: la recuperación, por parte de la Guardia Civil, de una serie de obras de arte y dos cartas autógrafas de Teresa de Jesús dentro de la llamada “Operación Camarín”.
Las dos cartas recuperadas, concretamente, se encontraban en paradero desconocido desde 2005, según se recoge en la obra de Tomás ÁLVAREZ y Rafael PASCUAL, Estudios Teresianos V. Autógrafos (ubicación y contenido), Ed. Monte Carmelo, Burgos, 2014.

Hasta esa fecha, se hallaban en Medina de Rioseco (Valladolid), en manos de una comunidad de carmelitas descalzas, que en ese año pasó a Campo Grande (Valladolid). Allí residieron hasta 2016, año en el que se trasladaron a Valdediós (Villaviciosa-Asturias). Desde el año 2015, estas hermanas ya no son carmelitas descalzas, sino que iniciaron un nuevo estilo de vida, aprobado por la Iglesia, con el nombre de Carmelitas Samaritanas.


Cartas recuperadas

¿Cuáles son estas dos cartas?

La curiosidad nos ha llevado a investigar de qué dos cartas se trataba. Con ayuda de la fotografía que ofrece la Guardia Civil y de la página de los manuscritos de la Santa (teresavila.com), hemos reconstruido esta información:

  • Carta dirigida al P. Ambrosio Mariano, en Madrid. Desde Toledo: 3 de noviembre 1576. Una página autógrafa, de 355×270 mm. Enmarcada en recuadro de papel adornado. En el margen lateral izquierdo, termina el texto de la carta y añade el saludo y la firma. En el margen inferior, tras la palabra santos (n. 4, junto a un papelito sobrepuesto), otra mano añade: los que vienen ahora de la peñuela. Defectuosa en este margen inferior. – Contenido: el problema de Valdemoro, primero perseguidor, ahora amigo e interesado por su hermano ex dominico. También pendiente la situación del reformador Juan de Padilla. Los frailecitos de la Peñuela.

 

  • Al P. Jerónimo Gracián, en Madrid. Desde Ávila: 19 de agosto 1578. Un folio autógrafo de 250×260 mm. Escritas las dos páginas. Mutilado de su segunda parte (desde el final de n. 7, los nn. 8–10). Firma postiza, de letras recortadas, al final de la página segunda (n. 7). Breve posdata (n.10) en el margen superior de la página primera, a la altura del anagrama. Manchones de humedad en el texto.– Mensaje dolorido, escrito a medianoche (n. 10) y enviado a Madrid, donde Gracián sigue retraído. La Santa se duele de la muerte del rey de Portugal en Marruecos. Temas centrales de la carta son la turbia relación con el Nuncio Sega, la erección de provincia de descalzos y la cárcel de fray Juan de la Cruz (‘nunca hay quien se acuerde de este santo’: n. 6). Mencionados en la carta, docena y media de personajes. Ella: sigue ‘con miedo’ del desenlace.

OPERACIÓN CAMARÍN

Fuente: guardiacivil.es

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil en Valladolid, en el marco las actuaciones que lleva a cabo para  la protección y salvaguardar el Patrimonio Histórico y Arqueológico, ha recuperado 19 obras de arte que se encontraban en el mercado ilícito. Asimismo, se han recuperado 5 piezas que el arzobispado de Valladolid daba como en paradero desconocido.

Por estos hechos se ha investigado a dos personas (el titular de un anticuario y el administrador de la casa de subastas) a los que se les imputan los supuestos delitos de estafa, receptación y venta ilícita de 7 obras de arte integrantes del Patrimonio Histórico.

La operación “Camarín” se inició el pasado mes de marzo cuando los agentes del SEPRONA descubrieron una compraventa de una pintura, llevada a cabo a través de una subasta en  Madrid que podría corresponderse con una que poseían las Carmelitas Descalzas del Convento de San José de Medina de Rioseco (Valladolid), incluida tanto los catálogos  “Clausuras. El Patrimonio de los conventos de la Provincia de Valladolid”, como en “Catálogo Monumental de la Provincia de Valladolid”.

Por tal motivo, la Guardia Civil solicitó la colaboración del Servicio de Ordenación y Protección de la Dirección General de Patrimonio Cultural, el Servicio Territorial de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León en Valladolid, el Museo Provincial de Valladolid “Fabio Nelli”, la Diputación Provincial de Valladolid y de la Delegación Diocesana de Patrimonio del Arzobispado de Valladolid para lo que se mantuvieron numerosos contactos, reuniones e intercambio de informes con el objetivo de descubrir los supuestos delitos penales o las infracciones administrativas, y la recuperación de las piezas de Patrimonio Histórico que se encontraban en peligro de desaparición.

Fruto de esta colaboración, se pudo comprobar que la obra subastada  pertenecía a una colección compuesta por un total de 174 piezas, de la que 28 obras se encontraban en paradero desconocido desde el año 2005.

Continuando con las investigaciones, se pudo constatar que la obra fue puesta a la venta por un anticuario de Valladolid a través de una casa de subastas de Madrid, quien tasó y analizó la obra.  Este lienzo se localizó y recuperó en la localidad de Madrid y fue entregado voluntariamente por el comprador de buena fe. En la ficha del catálogo de la subasta se había ocultado la procedencia de la obra y se había cambiado la fecha de su creación.

Por tal motivo, los agentes procedieron a inspeccionar en la localidad de Valladolid, el establecimiento del vendedor del cuadro, poniéndose al descubierto que la obra subastada se había ocultado con otro nombre en el libro de policía. Además, durante las inspecciones realizadas, los investigadores aprehendieron 7 obras procedentes de la colección, así como otras 7 obras catalogadas.

Por otro lado, del estudio pormenorizado de los informes recabados se localizaron 5 piezas pertenecientes a la misma colección, en instituciones de las localidades de Salamanca, Toledo,  Viana de Cega y  Medina de Rioseco (Valladolid).  Estas obras, que se daban como “en paradero desconocido”, son de origen lícito.

Finalmente, otras cuatro piezas de la citada colección fueron entregadas voluntariamente por las monjas del Monasterio del Corazón de Jesús y San José de las Monjas Carmelitas Descalzas.

Además, durante la investigación se descubrió que el anticuario había vendido ilícitamente otras 7 obras de la colección a personas desconocidas.

Todos estos bienes tienen la condición de bienes integrantes del patrimonio histórico español así como del cultural de Castilla y león, según disponen la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español y la Ley 12/2002, de 11 de julio, de Patrimonio Cultural de Castilla y León.

La ley del Patrimonio Histórico español establece los derechos de tanteo y retracto a favor de las Administraciones y Organismos competentes para la ejecución de dicha ley en los casos de enajenación de bienes declarados de interés cultural o incluidos en el Inventario General.

Además, la ley establece que los bienes muebles integrantes del mismo en posesión de las instituciones eclesiásticas no pueden transmitirse por título oneroso o gratuito ni cederse a particulares ni a entidades mercantiles y sólo podrán ser enajenados o cedidos al Estado, a entidades de Derecho Público o a otras instituciones eclesiásticas.

Las obras de arte recuperadas y las cedidas voluntariamente por las Monjas Carmelitas han sido depositadas en el Museo San Francisco de Medina de Rioseco. En este museo se encuentra la mayoría de la obras de la colección de la que forman parte.

La recuperación de estas obras, tiene un elevado valor cultural y patrimonial, al incluir obras como dos cartas manuscritas autógrafas de Santa Teresa de Jesús.

Las diligencias han sido remitidas al Juzgado de Instrucción de Guardia de Valladolid.